Cómo perder grasa y ganar músculo con el Entrenamiento Turbulento

Un amigo me recomendó el Entrenamiento Turbulento. Recientemente él había participado en un concurso de transformaciones corporales y me mostró sus fotos del antes y el después. Cuando vi sus fotos me sorprendió muchísimo lo que mi amigo había logrado en tan poco tiempo pero pensé que se debería a su genética, no pensé que yo pudiera hacer algo parecido.

Fue entonces cuando decidí probar el Entrenamiento Turbulento y en el transcurso de 12 semanas perdí algo más de catorce kilos, no me lo podía creer. Pero mi alegría no era solo por el peso perdido era que me sentía realmente bien y con mucha energía, como cuando era algunos años más joven. Había recuperado la energía y vitalidad de mis mejores años.

f10

Sin duda recomiendo el ET a todo el mundo que quiera bajar de peso de una manera sensata y sana. No se trata solo de perder peso se trata de sentirse sano, con energía y sobre todo bien con uno mismo. Asimismo, es recomendable seguir las siguientes recomendaciones:

1 – No hagas sesiones de cardio largas, lentas y aburridas. Con el entrenamiento turbulento y el ejercicio cardiovascular por intervalos quemarás mucha más grasa en menos tiempo. Para quemar grasa de una manera eficaz no es necesario perder el tiempo en máquinas elípticas o cintas de correr.

2 – En lugar de entrenar los músculos de manera aislada cambia tus entrenamientos a y enfócalos a rutinas de cuerpo completo y deja de hacer entrenamientos de muchas repeticiones en maquinas de gimnasios comerciales. Si lo que quieres es quemar grasa no es necesario que pierdas tiempo y dinero en gimnasios comerciales, puedes perder grasa haciendo los ejercicios del entrenamiento turbulento usando tu propio peso corporal, si quieres puedes añadir unas mancuernas pero para nada son necesarios los costosos aparatos de un gimnasio profesional.

3 – Haz tus entrenamientos más cortos. Lo ideal es que sean de unos 45 minutos y con 3 veces a la semana es suficiente para estimular la pérdida de grasa. Para nada es necesario ir al gimnasio todos los días y perder entre 60 y 90 minutos haciendo ejercicio cardiovascular de larga duración. Con el entrenamiento turbulento puedes reducir el tiempo a la mitad y obtener los mismos resultados o mejores haciendo los ejercicios en la comodidad de tu hogar.

4 – Realiza pequeños cambios en la dieta, empieza por comer comidas más completas y naturales que te llenen completamente pero que a la vez te ayuden a perder grasa. No compres ni consumas alimentos empaquetados de los que se anuncian como bajos en grasa porque la realidad es que están cargados de azucares no solo no saciarán tu apetito si no que dificultarán que pierdas grasa.

5 – Disminuye paulatinamente el tiempo de descanso entre los ejercicios y haz ejercicios abdominales de cuerpo completo. Líbrate del cardio lento y aburrido y evita hacer los ejercicios abdominales que se han demostrado ineficaces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *